Banx broker
Advertisement
Share
View previous topicGo downView next topic
avatar
Carlos
Broj poruka : 12
Points : 840
Date of Entry : 2015-07-09
Godina : 37

Divergencias alcistas y bajistas

on Tue Aug 04, 2015 1:49 pm
Las divergencias se forman cuando un nuevo alto o bajo en el precio no es confirmado o correspondido por el oscilador estocástico. La divergencia alcista se produce cuando el precio genera mínimos más bajos mientras que el indicador forma mínimos más altos. Este fenómeno indica una disminución en el momentum bajista lo que pueder ser la señal de una posible reversión alcista.

Una divergencia bajista se forma cuando el precio genera máximos más altos pero el oscilador estocástico forma máximos más bajos. Esto indica una disminución del momentum alcista lo que puede ser la señal de una posible reversión bajista.

Una vez que se detecta una divergencia, los analistas deben buscar una señal que confirme que está a punto de producirse un cambio en la tendencia del precio. Una divergencia bajista puede confirmarse con el rompimiento de un soporte en el gráfico de precios o un rompimiento del oscilador estocástico por debajo del nivel 50, que es la línea central. Por su parte, una divergencia alcista puede ser confirmada con un rompimiento del precio en el gráfico de precios o un rompimiento del oscilador estocástico arriba del nivel 50.

De hecho, 50 es un nivel que siempre es importante observar. El oscilador estocástico oscila entre cero y cien, lo que convierte a 50 en la línea central. Para utilizar una analogía, podemos visualizar este nivel como el medio de un campo de fútbol, en el cual cuando un equipo está a la ofensiva, tiene mayores oportunidades de anotar cuando la línea media en dirección al área del equipo rival. Por su parte, el equipo que se está defendiendo tiene altas probabilidades de evitar una anotación en su contra mientras consiga impedir que su rival cruce el medio campo.

Un cruce efectuado por el oscilador estocástico del nivel 50 al alza indica que los precios se están negociando en la mitad superior del rango entre el máximo y el mínimo el periodo de tiempo analizado. Esto sugiere que por así decirlo la "copa está medio llena". Por el contrario, un cruce de este indicador del nivel 50 a la baja significa que los precios se están negociando en la mitad inferior del rango entre el máximo y el mínimo el periodo de tiempo analizado, lo que sugiere que la "copa está medio vacía".

El siguiente gráfico muestra una divergencia bajista en la cual se muestran los máximos más altos en el gráfico de precios (línea punteada verde) y los máximos más bajos en el oscilador estocástico (línea punteada roja). Durante el mes de abril, el precio del activo siguió subiendo y generó tres máximos más altos mientras el oscilador estocástico se movió a la baja produciendo varios altos más bajos.

El indicador atravesó el nivel 80 a la baja en varias ocasiones y la línea de señal cruzó varias veces el %K también a la baja, sin embargo estas no constituyeron buenas señales de venta ya que el precio continuó al alza. Finalmente, después del cuarto alto más bajo, el oscilador continuó moviéndose a la baja y atravesó el nivel 50 (segunda señal) para terminar rompiendo el soporte que se había formado (tercera señal) en el mismo oscilador estocástico (segunda línea verde horizontal). Al poco tiempo, se produjo la esperada caída en el precio la cual se aceleró cuando este rompió el soporte marcado por la primera línea horizontal verde.

Como muestra el gráfico, las señales iniciales no son siempre simples y limpias. Los cruces de la línea de señal (la línea %D con la línea %K), los cruces a la baja del nivel 80 y los cruces al alza del nivel 20 suelen ser frecuentes y con tendencia a constituir señales falsas, por lo cual siempre es importante buscar una confirmación. En este caso, aún después de que el precio rompiera el soporte y de que el oscilador estocástico se moviera por debajo de 50, se produjo un rebote que atravesó al alza el mismo soporte, mientras que el oscilador volvió a subir hasta el nivel 50 hasta que finalmente el precio continuó cayendo.

George Lane identificó otras formas de divergencia para predecir máximos y mínimos en el mercado. Una de estas formas de divergencia se denomina Bull Set-up, que es básicamente el inverso de la divergencia alcista. En este caso, el precio del instrumento forma un máximo más bajo mientras que el oscilador estocástico produce un máximo más alto.

A pesar de que el precio no puede superar el alto previo, los máximos más altos en el indicador señalan el fortalecimiento del momentum alcista. A partir de la siguiente caída en el precio puede esperarse un bajo que puede usarse si las condiciones son propicias para abrir una posición de compra.

En el siguiente ejemplo vemos un Bull Set-up señalado con una línea punteada roja en el precio y una línea verde punteada en el oscilador. El precio forma un alto más bajo mientras que el precio produce un máximo más alto. Este alto más alto muestra un fortalecimiento en el momentum alcista. Hay que recordar que esta forma de divergencia solo nos indica una condición del mercado y no es una señal.

Su relevancia radica en que señala un posible bajo que puede emplearse para entrar al mercado con una posición alcista. Siguiendo con el ejemplo, el precio produjo un alto más bajo a partir del cual empezó a caer hasta formar un nuevo mínimo mientras que el oscilador estocástico se movió a la baja hasta caer por debajo de 20 (condición de sobre venta). Los operadores, pudieron haber actuado cuando el oscilador cruzó al alza el nivel 20, el nivel 50 o cuando el %D cruzó el %K al alza. Finalmente, el precio se movió al alza con fuerza y rompió la resistencia formada entre los meses de junio y julio.

La otra forma de divergencias, conocida como Bear Set-up, ocurre cuando el precio forma un bajo más alto mientras el oscilador estocástico generar un mínimo más bajo. Aunque el precio se mantenga por encima de su bajo previo, el mínimo más bajo en el oscilador estocástico muestra un incremento en el momentum bajista. Cuando se observa esta condición, puede esperarse que se produzca una subida en el precio en el cual se forme un alto o pico importante que puede usarse, si las condiciones son propicias, para abrir una posición de venta.
El siguiente ejemplo muestra una divergencia Bear Set-up en la cual el precio formó un bajo más alto a finales de noviembre e inicios de diciembre mientras que el oscilador estocástico produjo un mínimo más bajo con un movimiento por debajo del nivel 20, lo que demostró un incremento en el momentum bajista.

El rebote subsecuente no duró demasiado ya que al poco tiempo el precio formó un pico, a partir del cual empezó a caer con fuerza. Por su parte, el oscilador estocástico se movió al alza desde la zona de sobre venta y alcanzó el nivel 80, a partir de donde empezó a caer produciéndose el cruce de la línea de señal con el %K a mediados del mes de diciembre, poco después que el precio comenzó a moverse a la baja a partir del pico.



Conclusiones

   Si bien los osciladores de momentum son más adecuados para analizar mercados en rango, también pueden emplearse con activos cuyo precio se está moviendo en una clara tendencia alcista o bajista, siempre que en la tendencia se produzcan retrocesos, de tal manera que se observe un movimiento de tipo zigzag. Los retrocesos son parte de las tendencias alcistas con un movimiento de zigzag al alza. Los rebotes son parte de las tendencias bajitas con un movimiento de zigzag a la baja. En este sentido, el oscilador estocástico puede emplearse para identificar oportunidades en armonía con la tendencia principal.

   Este indicador también puede emplearse para identificar cambios de tendencia cerca de resistencias y soportes. Por ejemplo, si el precio de un activo financiero está cerca de un soporte y el oscilador estocástico muestra una condición de sobre venta, podemos esperar a que se produzca un cruce del indicador arriba del nivel 20 el cual indique un posible cambio de tendencia bajista a alcista y un intento fallido de rompimiento del soporte. De la misma forma, si el precio está cerca de una resistencia y el oscilador muestra una condición de sobre compra, podemos esperar a que se genere un cruce a la baja del nivel 80 que indique un posible cambio a tendencia bajista y un intento fallido de rompimiento de la resistencia.

   La configuración del oscilador estocástico depende de las preferencias personales del trader, su estilo para operar en el mercado y el marco de tiempo. Por ejemplo, un oscilador estocástico basado en conjuntos pequeños de periodos de tiempo (10 o menos) produce un indicador volátil el cual genera muchas señales y lecturas de sobre compra y sobre venta que en la mayoría de los casos pueden resultar falsas o poco confiables. Por el contrario, un oscilador construido con base en un conjunto más extenso de periodos de tiempo va a producir un oscilador más suavizado con menos señales y lecturas de sobre compra y sobre venta, las cuáles sin embargo van a ser más confiables. En este caso, el trader debe decidir si desea utilizar un oscilador estocástico que genere muchas señales que signifiquen más oportunidades aunque no tan confiables o pocas señales que signifiquen menos oportunidades aunque de mayor fiabilidad.


   Como en el caso de cualquier otro indicador técnico, es importante emplear el oscilador estocástico en conjunto con otras herramientas de análisis para confirmar sus señales. El volumen y rompimientos de soportes/resistencias pueden emplearse para confirmar o refutar las señales producidas por este indicador.


View previous topicBack to topView next topic
Permissions in this forum:
You cannot reply to topics in this forum